martes, agosto 01, 2006

Tu suave Piel

Muy rockera, muy habladora pero al fin y al cabo mujer... el fin de semana pasado me dediqué a atascar mi tarjeta de crédito durante 6 meses “sin intereses” comprándome cositas que necesito.
Resulta que durante esta ardua tarea, visité una de esas tiendas departamentales muy “pipirisnais” que todo el tiempo huelen a galletitas recién horneadas; paseaba por sus pasillos cuando me deslumbró el torso de un maniquí. Su silueta perfecta estaba cubierta por la prenda más hermosa que yo haya visto y tocado: Una chaqueta tipo cazadora.

Tengo debilidad por los sacos y las chamarras (lo que no tengo es dinero), y en verdad os digo que esa que vi ayer, es la chamarra de piel más hermosa que yo haya visto. ¿El precio? 19,000 pesos. (Quizás ...si yo los tuviera... )

Mientras mis ojos bien abiertos examinaban detenidamente cada detalle en su confección (...es mucha lana para mi) y mis manos se clavaban en la textura de la piel de cordero (pero creo que si los vale), se acercó Paty y con una turbadora precisión dijo:

“¡¿Diecinueve mil pesos?! ... bueno... eso cuesta la violencia”

¡Diantres! No reaccioné de inmediato, debo admitirlo, pasaron varios minutos antes de entender que quiso decir

La cuestión es que, así cualquiera que se llame a si mismo amante de los animales, se descorazona, se inhibe y hasta se reprocha el haber siquiera pensado en poseer una chamarrita de esas.

En fin, hoy por la mañana, atrapada dentro del auto, enmedio del tráfico y el caos de una ciudad que sufre por que las principales arterias de su corazón están tapadas... empecé a rascarme el "bracito" izquierdo, después de un rato y casi con un movimiento involuntario, empecé a darme suaves pellizcos, por todo el antebrazo.

“La piel humana es suave... ¿Cuanto costará una chamarra de piel de humano?”

¡Uy! Digo, al fin de cuentas también somos animalitos del Señor... ¿o no? Traté de concentrarme e imaginar la textura de una prenda hecha de piel humana, en el aparador de una de esas prestigiadas casas de modas y con la firma del diseñador reconocido por su buen gusto y detalle que pone en cada uno de sus modelitos. ¡Wow!

Otra vez clavada en la textura, en la soledad de mi coche, rodeada de autos y gases contaminantes ... mi vista se clavó en la nada, contuve la respiración y en voz baja pensé: ¿Te imaginas una chamarra de piel de bebé?

PD
El texto anterior quizás parezca perverso, pero no es más que un pensamiento loco que brotó de esta cabeza mia. Lo cierto es que, en otra ocasión, dedicaré una reflexión a algo realmente indignante: la crueldad monstruosa con los bebés focas, los zorros , los armiños, las chinchillas y todos esos a
nimalitos peludos que son deshollados para acabar como el segundo pellejo de una señora pudiente.
Comadrita... espero no herir susceptibilidades, ya ves que estoy re loca..

2 comentarios:

Plankton dijo...

Te imaginas una chamarra de piel de aparato reproductor masculino que cuando este calientita se vuelva la cazadora que tanto deseaste......a verdad....sigue pensando en tonterias


Dra Lexter

No mejor Bufallo Bill el tipo que sale en la misma pelicula haciendo sus trajecitos de piel a ritmo de goodbye horses

Enferma

Anónimo dijo...

Te felicito me encanto tu comentario, muy reflexivo y no le veo lo cruel o lo loco... ademas cada quien es libre de penzar lo que le de su chi... gana, pues el pensamiento es algo que todavia no se logra cautivar..... David Vidal