martes, agosto 22, 2006

Tamar y Judá (2a parte de Onanismo)

Muchas veces dejo las cosas sin terminar, esta vez quiero hacer una bonita excepción, finalizaré la historia de Onán, ¡vale la pena saber el chisme completo!

Con confianza pueden dar click en la imagen, es una bonita pintura de 1840 original de Emile Vernet.



En nuestro capitulo anterior vimos que Onán no cumplió con sus deberes de cuñado con Tamar, es decir, se negó a “cuchiplanchar” con ella, desobedeciendo a Judá, su padre, en la tarea de ser sustituto de su fallecido hermano Er y procrear muchisimos hijos.

Onán gustaba de hacerse justicia por propia mano, cosa que enojó muchisimo a Jaweh Dios y lo desapareció de la faz de la tierra por andar regando su semilla...

Muerto Onán, sólo quedaba Selá, el hijo más pequeño de Judá, así que habría que esperar algunos años antes de que Selá pudiera cumplir como hombre.

Pasaron los años y falleció la esposa de Judá; el amoroso esposo guardó el debido luto, pero terminado este periodo, un día decidió llevar, junto con un amigo, sus ovejas a trasquilar.

Tamar se enteró que su suegro iba al trasquileo(?), así que rápidamente se quitó sus ropas de viuda, se disfrazó, se cubrió el rostro con un velo y se sentó a la orilla del camino; al encontrarla Judá creyó que se trataba de una prostituta... y pues, la carne es carne.

Judá le ofreció enviarle como pago por sus favores, un cabrito de su rebaño, pero Tamar nada tonta le pidio como “prenda” su sello, su cordón y su bastón. ¿Adivinan lo que sucedió? Pues si, Tamar quedó embarazada. Cuando el chisme le llegó a Judá, se enfureció por que su nuera había fornicado olvidando el luto (mmmm...) y ordenó que la quemaran como escarmiento. Pero, Tamar envió un recadito a su suegro: “Examina por favor de quien son estas prendas, del hombre a quien esto pertene estoy encinta”.

Judá, muy arrepentido, la dejó con vida, y Tamar dio a luz a unos preciosos gemelos...

Colorín Colorado.

2 comentarios:

plankton dijo...

Eso lo viste en una comedia del carnal de la estrellas o del aztk

deberias de comprarte un gato

Marie Pain dijo...

Mi queridísimo Plank,

Nada de telerisa o hazte-K... Ni Yolanda Vargas Dulché tiene una historias tan... tan... complejas y del corazón como el antiguo testamento!!!

Neta! échale un ojito al Génesis 38, 1-30.

Besos